–Escribe usted muy bien–le dije
–Muchos años en el oficio…–contestó él.
–Yo también escribo, hago microrrelatos –añadí
–Interesante… ¿Cuál es su nombre? –preguntó
–Pedro Moriche –dije
–Ah, Pedro Moriche… me suena –expresó
–Sí…podría ser.
–Fírmeme aquí si es tan amable–concluyó.
–¿En dónde, Agente?