Yo sé que me esperáis melancólicos
desde hace ya más de una semana,
pero me he olvidado de vosotros
y apenas por sentir no siento nada.

¿Que si he de volver? Quizás, quizás
vuelva de nuevo a vuestros cuerpos limpios,
a vuestras pieles blancas….
pero habéis de esperar un mes,
tres días…o quién sabe si a mañana.

Esperadme y os haré llorar
enjabonadas lágrimas….
recorreré vuestra alma vacía
con la caricia tibia y enguantada…
y al secaros las mejillas me diréis:
estamos limpios, la loza fregada.