Uno de los temas muy concurrido es ¿cómo ganar dinero? Y luce atractivo e interesante cuando se está en apuros económicos, ya que hoy en día se nos presentan ocasiones en donde tenemos que resolver las cosas con una buena administración del dinero. Y a veces se tornan inconvenientes básicamente porque no tenemos un hogar fijo; de donde surge la necesidad de poseer una propiedad privada. Si esta es tu situción tranquilo, porque esto lo puedes solucionar con un buen manejo préstamo de hipoteca.

En la parte financiera es en donde tienes que percatarte, porque la situación en la que pudieras estar puede ser fatal para tu bolsillo y tu desarrollo personal si la descuidas; y quizás debes tomar en cuenta el uso de una hipoteca, porque si te propones utilizar este dinero para trabajar en un proyecto y pagarlo prestado por el banco, pordrás seguir adelante; y te aseguro que lograrás tener un hogar propio y un trabajo estable.

Com un préstamo hipotecario puedes apovechar para garnar tiempo, y no solo eso, también puedes conseguir mayores beneficios para proporcionar más dinero de lo esperado. Todo esto es posible, tan solo presta atención a lo siguiente.

¿Qué es una hipoteca y cómo se lleva a cabo?

Las hipotecas se pueden resumir en pocas palabras, es un acuerdo entre una persona (el deudor) y un banco (prestamista). Este es realizado por medio de un contrato con un plazo de tiempo que debe ser respetado.

Esto consiste en que (el deudor) reciba una cantidad de dinero (capital) determinada por el banco para financiar algo, y que en un plazo de tiempo establecido el deudor devuelva el dinero en cuotas mensuales. Esto es un acuerdo que se lleva a cabo con un contrato firmado por el deudor y el banco.

El contrato especifica que en caso de que el deudor no entregue el dinero en este plazo de tiempo, entonces su propiedad será excusivamente del banco. El banco toma esto como medida de seguridad o (intereses) en el caso de que una persona quiera aprovecharse de los préstamos del mismo.

El préstamo hipotecario se podría decir que es una línea para la compra o mejora de una vivienda, que puedes utilizar para ahorrar mucho dinero comprando y negociando las condicionas de la hipoteca.

Las hipotecas tienen tres elementos clave para el completo entendimiento de la misma. Y estos son: capital, interés y periodo de amortización; y se definen de la siguiente manera:

Capital

Es la cantidad de dinero que es solicitada por el deudor a un banco, esto al momento de adquirir una vivienda. El banco tiene la norma general de financiar el 80% del costo total de la valoración del inmueble; pero en el caso de que esta sea la primera vivienda alrededor del 70%.

Seguro te estarás preguntando ¿qué pasa con el 20% restante? El deudor tiene que entregarlo como primer pago en el momento de la compra de la vivienda.

Esto a causa de que si el cliente dispone de 20% del valor total del (inmueble o propiedad) con anterioridad, demuestra que su capacidad de ahorro está en buen estado, lo que las entidades bancarias valoran.

Por el otro lado, al financiar hasta en 80% de la propiedad, el banco no asume todo el riesgo de la operación en el caso de que el deudor no cumpla con su parte del contrato. Estableciendo una norma en el contrato que exige compromiso por parte del deudor al banco que ofreció el préstamo.

Interés

Es aquel beneficio económico que se espera obtener por parte del banco, al tiempo de concederle una suma de dinero a la persona que solicita una financiación para su proyecto. Las hipotecas de tipo variable están compuestas por dos partes: el índice de referencia y la diferencial, uniendo estos dos se forma el tiempo de interés de la hipoteca.inte

Los índices de referencia: Estos son utilizados para modificar los intereses del préstamo hipotecario de tipo variable, es decir que es la que indica cómo va evolucionando el costo del dinero. Esto es para que refleje el total que el deudor tendrá que devolverle al banco en cuotas mensuales; esto influye en el total que será reembolsado al culminar el préstamo.

El diferencial aplicado: Esto el total de dinero adquirido por el banco al momento de terminar la hipoteca, esto por haber asumido el riesgo de financiar la compra de la propiedad (inmueble).

Periodo de amortización

Este es el tiempo límite que existe para la devolución del dinero que fue prestado al deudor, se podría decir que es el tiempo que tiene el deudor para devolver el capital que le fue concedido por el banco; ésto más intereses.

La mayoría de los periodos de amortización tienen un plazo de 20 a 30 años; pero también se pueden encontrar algunos con un tiempo límite de hasta 50 y 40 años. Esto dependiendo de la cantidad de dinero que fue prestado al cliente.

Durante este tiempo, el deudor debe cumplir con una serie de pagos mensuales en cuotas. Esto para mantener al banco al tanto de que el deudor si está comprometido con el contrato que firmó al momento de hacer oficial la hipoteca.

Estos pagos serán menores a medida que pasen los meses. Sin embargo, los intereses que tienen que ser pagados, serán más elevados al final de la hipoteca y viceversa.

Una vez que tenemos estos tres elementos de la hipoteca diferenciados, podemos separarlos en función al sector de interés que estos apliquen, estos son los siguientes.

Tipos de hipotecas

Tipo fijo: Se utiliza para calcular el coste total de los préstamos de la hipoteca que solo obtiene interés fijo que aplica el banco. Por lo que este siempre estará al tanto de la cuota mensual que se debe pagar.

tipos de hipotecas

Tipo variable: Aquí lo más común es que el índice del Euribor variará, de forma diaria; pero cada 6 meses que este se actualice el interés del préstamo subirá al valor del Euribor, de manera que el índice referencial condicione por completo el coste total del préstamo hipotecario. Dependiendo del costo del Euribor la cuota mensual será valorada para el deudor.

Tipo mixto: Este tipo de hipotecas se aplican cuando un tipo fijo pasa sus primeros años del préstamo, y después pasa a aplicar un interés variable referente al Euribor.

Para poder conseguir los mayores beneficios de una hipoteca, primero debes ampliarla para que esta pueda aumentar el importe de las cuotas mensuales. Para que esto incremente la efectividad de la misma, y puedas conseguirla con mayores beneficios.

Cosas que debes tomar en cuenta antes de adquirir una hipoteca

En el momento que firmaste el contrato de la hipoteca con el banco, accediste a una responsabilidad donde comprometes tu vivienda. Cosa que debes tomar en serio; ya que si te lo llevas como un juego pueden ocurrir imprevistos que te pueden hacer daño financiero y económico, por lo tanto, es importante que tengas en cuenta lo siguiente.

  • Primro, verifica las tasas de las hipotecas de los 30 años anteriores, y ahorra mucho dinero en cargos por información sobre las hipotecas de interés. De esta manera puedes obtener un préstamo hipotecario que se pueda solventar por un menor plazo.
  • Investiga si la tasa es fija o ajustable para que los intereses en los préstamos de la hipoteca puedan variar con un periodo extendido. Recuerda que, si hay un aumento en demasiados puntos porcentuales. Esto puede elevar el costo de la hipoteca en el mes; pero si un préstamo posee una tasa ajustable, tienes que preguntar cuándo y cómo afectara esto los pagos.
  • Averigua el costo del pago inicial y también, cuanto puede llegar a ascender el precio. Esto lo debes tener en cuenta, ya que algunos bancos exigen un 20% del costo de la vivienda como pago adelantado; pero algunas piden un 35% o 45% de este.
  • Puedes solicitar un seguro hipotecario que sea privado, se utiliza para proteger a la persona que realiza la hipoteca, es decir (el deudor). Esto en el caso de que este atrase los pagos establecidos por el contrato.

En el caso de que solicites el seguro hipotecario, primero debes averiguar el precio del seguro y en cuánto puede ascender este pago mensualmente. También, debes tener en cuenta en tiempo límite que te concede de seguridad; ya que algunos tienen un plazo muy corto.

  • Antes de realizar la hipoteca, pregunta si puedes realizar pagos por adelantado, ya que en algunos países y bancos esto es penalizado, y por lo tanto es importante saberlo.

Estas son las principales y más importantes cosas que debes tener en cuenta al momento de adquirir una hipoteca, utilizando estas recomendaciones te aseguro que triunfarás con las hipotecas.

El ampliamiento de una hipoteca

El ampliamiento de una hipoteca solo es posible si tienes un préstamo hipotecario en buen estado, y también debe contar con la autorización del banco que te ofreció el préstamo; para que esto sea posible el banco primero hará un monitoreo sobre los requisitos de tal ampliamiento que son los pagos realizados, el valor de riesgo y tu edad.

En el caso de que todo este correcto, entonces puedes comenzar a ampliar tu hipoteca, para contar con mayor liquidez mensual; o enfrentar imprevistos con la reforma de la propiedad, entonces de esta manera puedes ampliar el capital, bien sea o disminuir la cuota mensual. Esto dependiendo de que te sea más conveniente.amplia miento de una hipoteca

Esto es una operación que tiene como nombre técnico (Novación) esto se refiere a un cambio en las condiciones del préstamo de la hipoteca. Esto con el objetivo de aumentar el número de cuotas mensuales.

Cabe destacar que algunas personas llegan a confundirlo con la subrogación, que consiste en cambiar el préstamo por otro banco. Y que tiene otros costes y motivaciones; pero en el caso del ampliamiento de la hipoteca, este solo busca mantenerse en el banco, buscando la manera de aumentar las cuotas; pero la subrogación no tiene que ampliar nada, ni tampoco busca un cambio en el periodo de amortización.

Ventajas y desventajas de ampliar una hipoteca

Como todo lo que existe en el mundo de las operaciones bancarias, el ampliar una hipoteca tiene sus ventajas y desventajas, por lo tanto, es importante tenerlo en cuenta al momento de plantearnos la idea de tener una. Estas son las siguientes:

Beneficios

Utilizando el ampliamiento de una hipoteca, el costo de la misma será mucho más bajo que contratar un préstamo personal. También, resulta más sencillo que tener recurrir a una subrogación hipotecaria, un trámite mucho más complicado que requiere una suma muy grande de dinero y trabajo extra.

Vulnerabilidades

Uno de los inconvenientes para ampliar el préstamo hipotecario, es que es obligatoriamente necesario que tengas la aprobación del banco, y que también tienes que tener en cuenta que el precio de la hipoteca se elevará al aumentar también el costo de los intereses.

¿Hasta cuánto me puedo endeudar con una hipoteca? ¿Es importante?

Antes de que tomes la decisión de utilizar un préstamo hipotecario, primero debes tomar en cuenta que por el hecho de ser un crédito, los bancos financieros revisarán todo el historial del crédito del cliente. Es por esto que evitar las deudas con este tipo de entidades es lo mejor para ti.

La pregunta más formulada por las personas que quieren utilizar hipotecas es ¿cuánto dinero mensual puede ser desestimado por parte del préstamo hipotecario? Lo más aconsejable es utilizar una tercera parte del dinero como máximo; sin embargo, lo mínimo es el 10% del valor total del inmueble.

Esto quiere decir que siempre que se utiliza una hipoteca, el valor total del inmueble es aquel que se toma en cuenta principalmente. Y que el máximo con el que te puedes endeudar es con más del 50% del dinero que fue prestado por parte del banco.

porcentaje de hipoteca

Son muchas las preguntas que te puedes formular al momento de tomar decisiones drásticas para ganar dinero, claro que la hipoteca es una de las más recomendables; pero se debe tener una responsabilidad con este compromiso.

Esto porque al momento de firmar un contrato con un banco, te lo debes tomar en serio, y debes respetar esta ley, porque las consecuencias de romper con un contrato pueden ser letales para las personas que ponen en juego mucho dinero sin inteligencia al momento de hacerlo.

El utilizar una hipoteca para el financiamiento de proyectos, siempre será bienvenida; pero esto solo sera posible si cumples con los requisitos y tienes una idea clara de lo que harás con el dinero, de manera que no ocurran imprevistos con el capital destinado al deudor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.