Blog Post

Crear portadas de libros, CDs, Cursos… en 3D

Crear portadas de libros, CDs, Cursos… en 3D

Cualquier producto necesita presentación, y no una cualquiera, sino una buena presentación. Si te encuentras ofertando algo, la foto en la que lo muestres es importantísima, sobre todo en las portadas de libros.

Seguramente conoces esa frase de que la primera impresión es la que cuenta, pues con los productos se cumple a la perfección. Lo de la foto de presentación va para una silla o hasta un automóvil, pero hay distintos tipos de productos. 

Puedes estar ofertando un CD con canciones tuyas, para ganar un dinero y, quién sabe, saltar a la fama. Puede, también, que hayas recopilado un curso sobre algo en lo que eres experto y desees venderlo a interesados.

Incluso puede tratarse de un libro. Actualmente, se realizan muchas autopublicaciones.

En cualquiera de esos casos y muchos más, la presentación es tan importante como la fotografía de un automóvil.

¿Cuál es la presentación en estos casos?

Pues simplemente la portada y, claro está, la contraportada.

Ambas son el recubrimiento de tu producto. Será lo primero que observarán tus posibles compradores. Si es de baja calidad, puede provocar rechazo, como mismo puede atraer a muchas personas si es de buena calidad. 

¿Estás interesado en tener buenas presentaciones para tus libros, CDs, cursos o cualquier producto de este tipo? ¿No cuentas con capital para contratar especialistas o simplemente no te atrae la idea de pagar por ello?

Pues entérate de todos los consejos para diseñar tus propias portadas y en qué plataformas puedes hacerlo.

Crear portadas online

Crear portadas online
Cada vez es más fácil crear portadas

Actualmente, puedes escribir tu propio libro o hasta grabar tu voz y crear canciones de forma virtual. Con el indiscutible avance de las Tecnologías de la Información y la Comunicación, podrás encontrar muchos softwares de variadas funciones.

No solo han surgido programas para crear esos productos, también medios para comercializarlos. Por ejemplo, puedes ofertar un libro en Amazon o tus temas musicales en Spotify. Todo dentro del mundo digital.

Justamente porque cada vez es más fácil crear esos productos en dispositivos digitales, querrás crear portadas del mismo modo. Así podrás compaginar fácilmente el producto con su presentación.

Hay múltiples opciones en la web que te permiten crear portadas de libros, CD’s o lo que desees. Esto se debe gracias a que los desarrolladores de softwares se mantienen en constante búsqueda de nuevas opciones atrayentes que solucionen tus problemas.

Según tu creatividad y gustos, podrás escoger plantillas preelaboradas y crear tu portada con los datos de la obra que creaste. También podrás efectuar los cambios que desees para lograr resultados más originales. Incluso, si te atreves, puedes llegar a crearla por completo a tu gusto, con herramientas muy fáciles de utilizar.

¿Cómo crear tu portada online? ¿En qué sitios hacerlo? Lo sabrás en este artículo.

Crear portada y contraportada de libro

contraportada de libro
Consejos sencillos

Siguiendo algunos consejos sencillos, pueden hacerse contraportadas y portadas de libros de forma bastante fácil. Léelos y tenlos muy en cuenta.

Te ahorrarán dificultades y disgustos, pues, aunque no es tan difícil, crear tu propia portada puede provocar complicaciones.

1-Calcula cuánto debe medir la plantilla, incluyendo portada, contraportada y lomo del libro

Esto es importante en cualquier modalidad. Aunque sea un libro digital, las hojas tienen una medida tanto de largo como de ancho. Para evitar equivocaciones, saber que las páginas interiores, o tripa, deben coincidir en sus medidas con las de la portada y contraportada. Por supuesto, en esta modalidad el libro no tendrá lomo.

Sin embargo, si vas a ofertar en sitios como Amazon, puede que quieras entregarlo en papel al comprador. En ese caso, tendrás que diseñar la encuadernación en 3D, con la forma del libro físico.

Para esto, además de buscar dónde lo imprimirás, se hace aún más importante detallar las medidas. 

Luego de esclarecer cuánto medirán las páginas interiores y cuántas de ellas habrá en total, crea una plantilla única. ¿Qué quiere decir esto? Que al momento de crear el documento para impresión, deben aparecer juntos: la portada, el lomo y la contraportada.

En el caso del lomo, no solo debes tener en cuenta el número de páginas para sacar su medida. Es muy importante conocer, también, el grosor del papel a emplear. Si vas a contratar a una imprenta, deberás pedir dicha información antes de comenzar a crear la cubierta.

Algunas plataformas online para crear portadas te ayudan con el dilema del lomo. Al colocar el tipo de papel que utilizarás y el número de páginas, devuelven la medida perfecta para el lomo.

Ten en cuenta, igualmente, la llamada sangría. Este es un pequeño espacio que se le agrega a cada lado de la plantilla. Sirve para dar mayor seguridad a la hora de cortar. Debes agregar unas 0.125 pulgadas a cada lado de la plantilla de portada, lomo y contraportada.

2-Añadir una capa con las líneas de doblado y corte

En casi todos los programas de creación o edición de imágenes, se pueden crear capas de forma sencilla. Solo debes buscar en el menú una opción que diga “capas” (o algo similar) y luego “agregar nueva capa”. Usualmente, estas capas aparecen transparentes por defecto.

Dibuja los bordes de esta nueva capa. Estas no serán otra cosa que las líneas que marcan dónde cortar y el lomo, que se debe doblar.

Finalmente, añade un color llamativo a los bordes de esa capa para que sean fácilmente identificables.

3-Agregar los colores escogidos, los textos y las imágenes

Hasta ahora, tendrás un rectángulo en blanco con las medidas y las líneas para separar portada, lomo y contraportada. Es el momento de rellenar ese espacio vacío con tu propia creatividad.

Aunque más adelante encontrarás algunos consejos para diseñar tus portadas de libros, esto depende por completo de ti. Sin embargo, sí puedes tener en cuenta los siguientes consejos:

  • Utiliza imágenes con buena resolución. ¿Por qué? Los ordenadores y las pantallas de los móviles son pequeñas. Por ese motivo debes usar las mejores imágenes.

Seguramente trabajarás viendo la portada más pequeña de lo que será una vez se imprima. Por eso, si usas imágenes de baja resolución pueden verse borrosas o pixeladas al ampliarlas.

  • Recuerda eliminar la capa con las líneas de corte y doblado antes de guardar la plantilla como imagen. Cuando hayas colocado todos los colores e imágenes, quedará claro cuál es la portada, el lomo y la contraportada.

También dónde acaba cada uno y, por tanto, dónde debe doblarse o cortarse. Por eso, ya puedes quitar la capa con las líneas, pues quedaría mal si aparecieran en el libro impreso.

  • ¿Quieres usar varias imágenes? No te olvides de hacerlo con varias capas.  Por ejemplo, puedes querer utilizar la foto de una persona en primer plano con un mar de fondo.

Si la persona y el mar aparecen en dos imágenes separadas, utiliza una capa diferente para cada una. Así te resultará más fácil mover o editar una sin afectar a la otra.

  • Utiliza también distintas capas para el fondo y la tipografía. El fondo serán las imágenes que emplees, como la persona y el mar del ejemplo anterior.

La tipografía son los textos, que pueden ser el título, subtítulo, nombre del autor o lo que desees añadir. Al usar diferentes capas para cada uno, puedes igualmente editar siempre uno sin afectar el otro.

  • Revisa bien el orden de las capas. ¿Qué quiere decir esto? Si colocas la capa del título detrás de la del fondo, en el resultado final no aparecerá el título. Asegúrate de que ninguna información termina tapada por una capa que debería ser anterior.
  • Piensa en cuál es tu público meta antes de diseñar portadas de libros. El público meta es el tipo de persona al que va dedicada tu obra.

Si es un libro infantil, ayudará usar muchos colores vivos y dibujos que llamen la atención de los niños. Si es un libro dirigido a adultos o adolescentes, tienes que pensar cómo llamar su atención. Esto es muy importante.

4-Una vez terminada la plantilla, guarda la imagen final en formato PDF

Aunque muchas personas utilizan el PDF para leer libros o artículos digitales, en verdad es un formato de impresión. Mantiene la calidad exacta de las imágenes y textos. Además, evita ediciones involuntarias que pueden arruinar tus portadas de libros. 

Puede ocurrir que el programa que utilices para crear tu portada no permita guardar en PDF o dé problemas. En ese caso, no todo está perdido. Debes guardar la imagen en formato png. Este, de entre todos los formatos de visualización de imágenes, es el que mayor calidad conserva.

Luego agrega la imagen a un archivo en blanco de Open Office o de Word. Asegúrate de adaptar los márgenes de página a tu imagen y luego guárdalo en PDF. En la opción “Guardar como” podrás escoger dicho formato en lugar del .doc por defecto.

Diseño de portadas

Diseño
Diseño de portadas

En este apartado encontrarás algunos consejos para elaborar el diseño de tus cubiertas. Aunque se habla principalmente de portadas de libros, puedes ponerlos en práctica también para CDs, cursos u otros. De cualquier modo, recuerda que ser creativo es, por mucho, lo más importante a la hora de diseñar.

Relaciona la portada con el contenido

Es lo primero a tener en cuenta cuando empieces a pensar en el diseño de tu portada. Esta, obviamente, debe estar estrechamente relacionada con el contenido del producto.

No significa que, si se trata de un libro sobre un carpintero, tiene que aparecer un carpintero en portada. Para nada, aunque poner una imagen tan explícita como en ese caso puede resultar perfecto. Sin embargo, no es el único modo. 

Es importante jugar tanto con las imágenes como con las tipografías y colores. Un simple color o una mezcla de colores puede ser muy significativo. También cierta tipografía. La tipografía no es más que la forma que tiene el texto. En este caso, el título y todo aquel otro texto que aparezca en la portada.

En un diseño 3D, el lomo y la contraportada son tan importantes como la portada

Para un libro digital, basta con una portada llamativa que lleve, al menos, a investigar sobre el contenido. Pero un diseño en 3D lleva un pensamiento más abarcador. Debes pensar en cómo relacionar el diseño de la portada con el del lomo y la contraportada.

Utilizar un mismo color para los tres o incluso imágenes que abarquen parte de cada uno puede servirte. O sea, puede aparecer un objeto que comience en la portada y termine en la contraportada.

De cualquier forma, esto depende de ti. Es tu completa responsabilidad saber combinar el diseño de los tres elementos para llegar a uno total. Simplemente tenlo en cuenta.

Revisa portadas de libros publicados y fíjate en las tendencias

Pasa algún tiempo revisando portadas de libros que hayan sido publicados en los últimos años. Sobre todo, de editoriales de buena calidad.

Ver un número amplio de trabajos profesionales de este tipo te ayudará a detectar tendencias en el diseño. O sea, ciertos elementos que se suelen utilizar actualmente en muchas portadas. Casi siempre, estas tendencias no son injustificadas. Si se utilizan tanto es porque han demostrado efectividad.

Busca referencias de portadas en libros que toquen temas similares al tuyo. La relación puede ser por el tema, el género o incluso la edad del público meta. Ver tipografías de libros de terror, por ejemplo, puede ayudarte a escoger la de uno tuyo del mismo género.

Puedes ir marcando tus elementos preferidos de aquellas portadas que más llamen tu atención. Así sabrás qué color, qué tipo de imagen o qué tipo de letra funcionaron en ti. Si te captaron a ti, pueden captar a muchos otros.

¿Qué imágenes utilizar en una portada?

Hay muchos programas que te pueden ayudar en la creación de imágenes, tales como Illustrator. Sin embargo, estos no son para principiantes. Deberás ocupar un tiempo en aprender a usarlos bien.

Si no estás interesado o dispuesto a gastar ese tiempo hay otras opciones. Si eres bueno en la fotografía, puedes poner una foto tomada por ti en tus portadas de libros. 

No te ocupes en exceso en tomar una buena foto o usar un súper programa para crear ilustraciones, sobre todo si sabes que no es tu fuerte. En Internet hay varios bancos de imágenes que pueden resultar sumamente útiles

No es aconsejable que tomes cualquier imagen de Internet. Puede que no tenga la calidad necesaria o, aún más importante, que su utilización viole derechos de autor. La felicidad por haber terminado tu libro y comenzar a comercializarlo puede terminar en un lío legal.

Los bancos de imágenes, por su parte, te ofrecen gran variedad de imágenes con buena calidad. No solo suelen ser buenas en cuanto a resolución, sino también en cuanto a composición. Muchas hay que pagarlas, pero el precio es relativamente bajo y te asegurarás de no infringir derechos de autor.

Por último, no fuerces la resolución ni las proporciones de la imagen de portada. Si su resolución es baja, escoge otra, pues de lo contrario se verá muy mal al ser ampliada. Igualmente, si rompes su proporción y la estiras para que sea más larga o más ancha, se verá horrible.

Si la resolución lo permite y necesitas ampliarla, amplía en igual medida por todos sus lados. Nunca la alargues o la anches solamente, pues quedará desfigurada.

Escoger la tipografía para la portada

Para muchas personas no profesionales del diseño, el texto en las portadas de libros no tiene importancia. O sí el texto, que dice el nombre de la obra y el autor, pero no su forma.

Quien aún piense así, no puede estar más equivocado. La tipografía de la portada es uno de los factores de éxito de tu libro.

El tipo de fuente que elijas debe cumplir dos factores esenciales. Por una parte, debe complementarse y estar a tono con las imágenes que lo acompañen en la portada. Por otra, debe ser igualmente afín con el contenido, el estilo y el público meta del libro.

En este sentido puedes ver varios ejemplos muy utilizados. Por ejemplo, en una novela sobre el siglo XVIII suele aparecer el título con una fuente cursiva y continua. Esto imita las cartas y los manifiestos escritos con sumo cuidado y belleza en esa época. Te acerca al contenido desde la portada.

Debe ser legible. Es un elemento de mucha importancia. Estas mismas fuentes cursivas del ejemplo anterior suelen verse muy bonitas, pero algunas resultan bastante difíciles de entender. ¿Quién quiere que no se entienda el título de su libro? 

Utiliza fuentes relacionadas con el contenido, que se vean bien y que se entiendan fácilmente. Es la clave para lograr tipografías exitosas.

Ubica la tipografía y las imágenes en tu portada de forma creativa  

Si ya escogiste qué imágenes emplearás y qué tipografía, te sigue faltando un paso importantísimo: ¿cómo las ubicarás?

A continuación, encontrarás algunas nociones básicas de diseño que pueden ayudarte en esa decisión.

Contrastar elementos

Los elementos que conforman la portada deben presentar contrastes entre sí. Esto crea puntos de atención y da fuerza visual a la imagen. 

Hay dos tipos de contraste con los que puedes jugar, estos son el de tamaño y el de peso.

El contraste de tamaño es colocar elementos que resalten por ser más grandes o más pequeños que los demás. Por ejemplo, en la tipografía, poner el título mucho más grande que el nombre del autor. 

También puedes aumentar o disminuir el tamaño de solo una palabra del título. Así la realzas y creas contraste.

En cuanto al contraste de peso, se refiere al grosor de los trazos. En la tipografía, hay fuentes con trazos más gruesos o más finos. Se recomienda colocar el título con trazos gruesos y el nombre de autor con un peso más ligero.

Repetir elementos

Repetir elementos también llama la atención. Puedes repetir la tipografía en distintas zonas de la portada. También una imagen, trama o hasta un color.

Alineación

Al colocar varios elementos de tu portada alineados, ganas en armonía de la imagen. Para esto, cada elemento debe poder conectarse visualmente con otros elementos de la portada.

Programa para hacer portadas de libros

Existen muchos programas online para hacer portadas de libros. Aquí encontrarás algunas buenas opciones.

Por ejemplo, puedes utilizar EDIT. Ahí encontrarás cientos de plantillas para comenzar el diseño de tu portada. Aunque luego puedas cambiar ciertos elementos, comenzar con una plantilla profesional te puede ser bastante útil.

Además, te permite subir una imagen propia o buscar una de entre millones de opciones. También puedes añadirle filtros y retocar tu imagen de portada. 

Otra opción es usar Canva, programa especializado no solo en el diseño de portadas, también de infografías y otros. Igualmente te permite escoger entre cientos de plantillas y luego realizar los cambios que gustes.

También puedes subir tus propias imágenes o escoger entre más de un millón de imágenes del repositorio de Canva. Además, muchas de sus imágenes son gratuitas. Las que no, te costarán solo 1 USD. 

Crear carátulas para CD gratis online

Crear carátulas
Servirán tanto para portadas de libros como de CDs u otros

La mayoría de programas para diseñar carátulas te servirán tanto para portadas de libros como de CDs u otros. Solo ten en cuenta usar las medidas necesarias para el libro, CD o lo que desees hacer.

Estos programas online están hechos para principiantes, así que no será demasiado difícil adaptar el diseño a tus gustos.

Ten en cuenta detalles como los colores según el género. Por ejemplo, el metal suele tener, en las carátulas de sus discos, mucho negro y matices oscuros. El pop emplea colores más llamativos, como el amarillo limón. Los ritmos latinos aceptan cualquier color vivo y alegre. 

Puedes pedirle a un diseñador que te haga una ilustración. Si te atreves a intentarlo tú mismo, puedes usar el mencionado Illustrator u otros como Corel Draw.

También puedes colocar una fotografía. Solo asegúrate de que esta tiene la calidad necesaria de resolución y composición.

Finalmente, presta mucha atención a la tipografía. Tanto como en las portadas de libros, las de CDs necesitan textos afines y llamativos. No tiene sentido emplear una fuente antigua en un disco de electrónica.

¿Cómo hacer cubierta de libro?

portadas de libros
Cubierta de libro

La cubierta no aparece en todos los libros. No es estrictamente necesaria. Es esa otra carátula que viene en algunos y que es removible.

Si deseas hacerla, utiliza los mismos consejos y programas que ya conoces. Puede ser igual o distinta a la portada real del libro. De cualquier modo, ten muy en cuenta las medidas y diviértete diseñándola.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts

Te invito a suscribirte Gratis¿Quieres recibir Trucos, Consejos, Vídeos... sobre Copywriting, SEO, Marketing...?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies