fbpx
Blog Post

¿Comprar enlaces para Posicionar? Cómo hacerlo bien y sin penalizaciones

¿Comprar enlaces para Posicionar? Cómo hacerlo bien y sin penalizaciones

Tenía muchas ganas de volver a tocar el tema de los enlaces, porque es algo que me encanta. No os descubro las américas si os digo que es casi imposible posicionar sin enlaces y más cuando el nicho es mínimamente competido. Por tanto, tarde o temprano todo webmaster que quiere llevar a su web a buen puerto y no parar de crecer debe enfrentarse al dilema de comprar enlaces.

Lo ideal sería tenerlos gratis y de hecho, si nuestra web tiene buen contenido, recibiremos muchos gratis, porque otros nos enlazarán. Así funciona Internet. Pero cuando tenemos webs estilo tiendas o páginas de ventas, esto es mucho más difícil. Tenemos que plantearnos entonces una estrategia linkbuilding de pago.

¿Cuántos enlaces debo comprar?

Siempre debes primar la calidad de los sitios sobre la cantidad. Ni se te ocurra comprar paquetes de esos que venden miles y miles de enlaces por unos euros porque es tirar el dinero y arriesgarte a alguna penalización. Antes de comprar ningún enlace debes tener claro lo que quieres conseguir y la cantidad la vas a intuir cuando estudies el perfil de enlaces de tu competencia (puedes usar para ello Semrush o Ahrefs). Revisa este post si no lo tienes muy claro.

Comprar enlaces para Poicionar

¿Qué tener en cuenta a la hora de comprar enlaces?

Si no tienes mucha idea de SEO es siempre bueno acudir a un experto, porque puede que malgastes tu tiempo y tu dinero sin conseguir absolutamente nada. No obstante, te voy a dar las pautas fundamentales para poder hacerlo bien.

A tener en cuenta en mi web

Asegúrate de que tu contenido a posicionar es de calidad

Es un error muy frecuente en gente con poco conocimiento de SEO. Lo primero debe ser el contenido. Si tu contenido no está al nivel de los que ya hay en los primeros puestos de Google no vas a posicionar casi con toda seguridad, por muchos enlaces que metas. Puedes revisar aquí cómo escribir contenido para SEO. Por tanto, ve a los primeros resultados de Google y analiza si tu post satisface mejor la demanda del usuario que los que ya existen.

Comprueba que tu SEO ON Page está bien hecho

Nuestra página debe estar bien optimizada para los motores de búsqueda. Es decir, antes de querer traer enlaces de fuera, debemos asegurarnos que todo lo de dentro está listo para recibir visitas. Te aconsejo leer nuestro post sobre el SEO ON PAGE para que no dejes nada al libre albedrío.

En la web donde vas a comprar enlaces

Exige Garantía mínima

En una compra de cualquier cosa siempre hay que exigir garantías y más en un mundo digital tan efímero, donde una web que hoy estaba online deja de estarlo mañana. Yo siempre exijo al menos un año, pero todo va a depender del precio de la reseña. Recuerda que muchos webmaster hacen cambios para mejorar su SEO cada equis tiempo y tienden a eliminar los enlaces salientes que no les aportan nada.

Certifica que aparece en Google

Parece una obviedad, pero no serías el primero ni el último que comprar enlaces en una web que está penalizada. Por tanto, métela en Google y revisa si tiene indexadas las últimas entradas.

Comprueba que recibe tráfico

Aunque sea poco, debemos asegurarnos que la web donde vamos a comprar el enlace tiene algo de tráfico orgánico. Si no tiene tráfico orgánico y tiene buenas métricas puede ser interesante, pero siempre es preferible alguna que reciba algunas visitas. Aquí habría que estudiar cada caso, pero yo prefiero invertir el dinero en web que tengan tráfico, aunque si el presupuesto es muy bajo lo mismo nos tenemos que conformar con algunos enlaces de este estilo.

Algunos webmaster no te van a querer mostrar sus estadísticas, pero para eso tenemos Ahrefs o Semrush, que nos dan valores aproximados.

Da preferencia a la cantidad de palabras indexadas en top100

Esta es una de las métricas en las que más me fijo a la hora de comprar una reseña. Estudio con Ahrefs o Semrush la cantidad de palabras clave que tiene indexadas, porque ello me marca claramente la relevancia que le está dando Google a esa página. No hay un número exacto, a veces 300 palabras indexadas si es un micronicho es más que suficiente, y otras veces 3000 serán pocas. Todo va a depender del precio que te pidan y del tipo de enlace que estén buscando.

Revisa las métricas de autoridad de la web

Este tipo de métricas te da un valor orientativo de la fuerza que tienen los enlaces de esa web, aunque a veces pueden estar manipulados. Para ello puedes usar Moz y su PA (Autoridad de página) y su DA (autoridad de dominio). Esas métricas se clasifican del 1 al 100. Mientras más alto, más autoridad transmite la página. A mí me gusta mirar también las que da Ahrefs, que son similares: UR y DR.

Trata de que salga en la home algún día

Depende del tipo de web donde compres el enlace, te permitirá salir o no en portada unos días. Evidentemente, el enlace desde la Home tiene más fuerza.

Comprueba la categoría donde queda almacenado tu post 

Esto no es algo baladí, ya que muchas veces nos ponen los enlaces en una categoría que no está accesible desde el menú principal y es más difícil encontrar para los buscadores. Por tanto, trata de que la url sea accesible desde una categoría del menú principal. Ten en cuenta también que tendrá más fuerza mientras más corta sea la ruta del enlace. Es decir, no es igual estar a cinco clic de la home que a dos.

Dale preferencia a blogs relacionados semánticamente con tu temática

Desde Google han afirmado que los enlaces de la misma temática que nuestra palabra clave son considerados más importantes. Pero no hay que obsesionarse con esto, porque en muchos nichos es muy difícil encontrar la misma temática. Además, el buscador se basa para ello en la semántica y ahí las relaciones no son tan sencillas. Por tanto, dale importancia, pero no tengas miedo a publicar en otros sitios. Eso sí, que el contenido del post sí que esté relacionado con la temática de tu blog.

Cuida los anchor text

Ten en cuenta que si estás posicionando una determinada palabra clave debes darle preferencia a esa palabra clave como anchor text, pero no debes centrarlo todo en ella. Así, si tienes que hacer 20 enlaces para posicionar la palabra clave “Bizcocho”, no puedes centrarlos todos con esa palabra, porque no es natural. Deberías variar los anchors text s(como ya vimos). Puedes poner 8 que sean “bizcocho” y luego neutros (visita esta web, pincha aquí) y relacionados con variantes: “bizcochos de chocolate” “los mejores bizcochos”, consejos sobre bizcocho”…

Asegúrate que el post que te enlaza es de calidad

Hay en muchas web donde te entregan textos spineados o de corta y pega. Revísalo, porque puede ser penalizado en Google. Yo aconsejo textos de más de 600 palabras y hechos con palabras de cola larga que tengan alguna posibilidad de posicionar sin competencia y ganar algo de tráfico.

Da preferencia a sitios de actualización periódica

Aunque esto no es vital, pues hay webs que actualizándose poco tienen mucha autoridad y están bien posicionadas… si es preferible que la web que escojas para tu enlace tenga un refresco de contenido cada equis tiempo. No tiene que ser diario o semanal, puede ser incluso mensual. Recuerda que a Google le encanta el contenido fresco.

Calcula la proporción de inversión-retorno

Este punto es de gran importancia, porque puede ser que lo que queremos posicionar vaya a ser más caro que las ganancias que vamos a obtener. Tienes que tener muy clara tu forma de monetización. No es lo mismo recuperar una inversión con anuncios de Adsense, que con productos propios o con productos de afiliados. No sería el primer caso en el que después de habernos gastado mucho dinero en la estrategia, llegamos al número uno y las ganancias son pésimas.

Espacia la compra en el tiempo

No es del todo obligatorio, sobre todo en pequeñas cantidades, pero siempre viene bien ir espaciando en el tiempo. ¿Por qué? Porque no dejamos de decirle a Google que siguen hablando de nosotros. Si los metes todos un día, Google puede interpretar que tuviste un día de mucha influencia, pero si los metes espaciados entenderá que tu contenido sigue siendo relevante durante más tiempo.

Alterna dofollow con nofollow

Ya habíamos visto en el blog que hay dos tipos de enlaces: los dofollow (que transmiten autoridad) y los nofollow (que transmiten menos autoridad o ninguna). Aunque Google dice que no tiene en cuenta los nofollow, son super importantes para darle la naturalidad a nuestra web. Y sinceramente, creo que sí que siguen transmitiendo fuerza, aunque va a depender de muchos factores.

Comprueba que el enlace ha indexado

Una vez que te hayan entregado la url de la reseñas que has comprado, vete a Google y mira si ha indexado. Si no lo ha hecho, espera un par de días. Si en ese par de días no ha indexado de forma manual, pídele a quien te la haya vendido que te la indexe manualmente a través de Search Console. Si no indexa, pide que te devuelvan el dinero.

Archiva el enlace en un documento

Hay gente que ignora este paso, pero debemos siempre apuntar lo que compramos para tenerlo en todo momento controlado. Así, cada cierto tiempo puedes mirar si la reseña sigue o no activa.

Mide y analiza el impacto

El SEO es una práctica de medida. Aunque es muy difícil calcular la fuerza que da una reseña concreta, sí que podemos hacernos una idea por lo que va creciendo la página. No hay fecha exacta para que la reseña nos transmita toda su fuerza. A veces podemos ver cambios en una semana, otros en un mes… y hay otros SEO que dicen que puede tardar hasta dos meses.

Bueno, pues con estas recomendaciones creo que ya tienes suficiente para saber como comprar un enlace con éxito.

Espero tu opinión abajo en los comentarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts

Te invito a suscribirte Gratis¿Quieres recibir Trucos, Consejos, Vídeos... sobre Copywriting, SEO, Marketing...?